"Y ciertamente agrada la escucha de este grupo cordobés por su autenticidad y elegancia"

(Andrés Ruiz Tarazona. El arte de la fuga. Diciembre 2014)

 

"Los intérpretes, sin menoscabo de su más irreprochable historicismo, tienen el acierto de recrear el programa con un toque de modernidad, reflejado en la vibrante rítmica y en el uso comedido pero impactante de la percusión, que confiere un singular atractivo a esta grabación, la cual podrá encontrar así una muy favorable acogida entre amplios sectores del público."

(Salustio Alvarado. RITMO Diciembre de 2014)

 

"Hay un grupo de música antigua al que sigo desde hace tiempo por su excepcional trabajo de investigación y divulgación de los repertorios musicales: Cinco Siglos. Son músicos que trabajan en la callada soledad de Córdoba desde 1990 y que rescatan música medieval, renacentista y barroca. Ahora me han hechizado con un trabajo en el que recuperan las músicas de la corte de Isabel la Católica"

(Eva Díaz Pérez. El Mundo. 7 de noviembre de 2014)

 

"Cinco Siglos está a punto de cumplir sus primeros veinticinco años de existencia (fue fundado en 1990 por Miguel Hidalgo, especialista en cuerda pulsada histórica, y por el flautista Antonio Torralba). Dedicado al repertorio medieval y renacentista, aunque con alguna esporádica incursión también por el barroco, los discos suyos que he tenido ocasión de escuchar me han parecido de un rigor musicológico y organológico (los propios integrantes construyen buena parte de los instrumentos con los que tocan) y de una seriedad interpretativa apabullantes, algo que concuerda, por desgracia, con la no muy amplia difusión que tiene el grupo. Este excepcional trabajo, titulado Músicas para la cámara de Isabel de Castilla, me ratifica plenamente en esa impresión. El trabajo de Agúndez, pleno de buen gusto, sensualidad, técnica y conocimiento estilístico es, asimismo, extraordinario. Todo irradia una arrebatadora frescura que hace que chirríen, a la fuerza, otros lúgubres y aburridos registros discográficos de ciertos grupos, nacionales o foráneos, supuestamente expertos en el repertorio, cuyos nombres, en un ejercicio de bondad por mi parte, omitiré en esta reseña. Vaya desde aquí mi más sincero y cálido aplauso para Agúndez y Cinco Siglos."

(Eduardo Torrico. El Arte de la Fuga. Noviembre 2014)

 

interpretaciones de extraordinaria variedad tímbrica (violín, violonchelo, flautas, guitarras, bandurrias, colascione, percusiones), gracilidad y frescura. Un espléndido ensayo de Antonio Torralba completa la oferta."


(Pablo J. Vayón, Diario de Sevilla)

 

 

 

 

"Desde el mencionado Góngora hasta Santiago de Murcia se muestran temas emblemáticos del acervo musical hispano en unas interpretaciones, de sonido exquisito, que abordan el hecho histórico con un guiño imprescindible al sonido de la música popular."

(melomanodigital.com)

 

 

 

"Oropesa viaja en el tiempo con la magnífica interpretación de Cinco Siglos en el Orfim"
"Son grandes investigadores y anoche demostraron lo que también se sabía: son unos grandes músicos"
"Cinco Siglos ofreció una interpretación magnífica"
"... aún resuenan los ecos de la excelente actuación de Cinco Siglos..."

(El periódico Mediterráneo)

 

"... el mundo sonoro que se crea parece nacer de una técnica instrumental que rebosa vida"

(The Recorder Magazine)

 

 

"La forma de dar vida a cada nota, el ritmo y la teatralidad... todo contribuye a crear el mejor disco de música antigua que hemos escuchado"

(Bernard y Megan Ellis, luthieres)

 

 

"La calidad de los componentes de este grupo, la atención manifestada por el público ... y la acústica de la iglesia... hicieron posible el éxito de este concierto"

(J. A. Cantón, crítico musical de Granada)

 

 

"... es un auténtico deleite escuchar esta música de ritmos y melodías tremendamente seductores..."

(J. Manuel Campoy, crítico de CD Compact)

 

 

"El resultado es una grabación de gran calidad realizada en el refectorio de la Cartuja de Cazalla de la Sierra"

(A. B. M., crítico de Scherzo)

 

 

"El GRUPO CINCO SIGLOS ha dado vida a un espectáculo original, apasionante y acaso único en Italia"

(Rita Guidi en Gazzetta di Parma)

 

 

"He quedado completamente impresionado con las interpretaciones [del CD Bel fiore dança]. He disfrutado con los acentos al estilo turco dados a las danzas; pienso que funcionan de forma convincente."

(Todd McComb Medieval Music & Arts Foundation)

 

 

 

 

"Músicas de la España mudéjar. Artes instrumentales de la Edad Media", centró esta sesión, atractiva en sumo grado por los sones del instrumentarium utilizado por el grupo de especializados músicos, excelentes traductores de unos fragmentos, que el ritmo y la melodía de sencillos planteamientos, sostiene con inventiva bien puesta de manifiesto"

(Antonio Iglesias, ABC de Madrid)

 

 

"Sones de Sefarad nos ofrece una grabación de muy alta calidad con canciones sefardíes tradicionales recogidas en las comunidades de Tánger, Tetuán, Larache, Milas, Esmirna, Tekirdag, Salónica, Constantinopla y Jerusalén, en la que los instrumentos antiguos y norafricanos desatan mil evocaciones e imágenes, felices «como debe ser» en su libertad interpretativa. Muchas de las canciones del volumen son ampliamente conocidas y otras muy poco, audacia que es de agradecer a los intérpretes. Al placer de la audición debemos sumar el de la buena documentación que acompaña al disco compacto, con un texto de Antonio Torralba que algunos puristas deberían estudiarse con cuidado."

(Carta de Sefarad, 5, febrero de 2002)

 

 

El grupo Cinco Siglos ha indagado, recuperando quince piezas del repertorio sefardí (...); las melodías que se interpretan libremente, enriqueciéndolas con interesantes improvisaciones, son muy bellas... excelente texto de Antonio Torralba"

(Maricarmen Gómez, Goldberg)


"Existen otras versiones mas escolásticas (?) pero ésta es viva, amena y suave"

 

 

(Juan Carlos Asensio)

 

"El interés, versatilidad y buen hacer del GRUPO CINCO SIGLOS aportan nuevos aires al mundo de la música medieval"

(Juan Carlos Asensio)

 

"Lo que hace único al GRUPO CINCO SIGLOS es la combinación de los estilos representados por los ejecutantes (...) combinación muy convincente e históricamente creíble"

(Dr. Joseph A. Baldassarre, reseña en ALBA)

 

"...a collection of skilfully played and musically irreproachable renditions and interesting notes"

(Judith Cohen sobre SONES DE SEFARAD)

 

“Desde hace años el grupo Cinco Siglos se ha convertido en uno de los que interpretan con más frescura el repertorio medieval (…) (con) originalidad y calidad de las interpretaciones, siempre frescas y acompañadas de una justa percusión (con cierto toque orientalizante, como puede observarse sobre todo en la Ghaetta) y adornadas por un fraseo claro y una unión admirable”.

(Juan Carlos Asensio, REVISTA GOLDBERG)

 

“La música de la diáspora sefardí, con su nostalgia de tiempos y lugares, viene a ser la otra cara de nuestro periodo renacentista. La hizo sonar con inusual conjunción y delicadeza el grupo Cinco Siglos, que dirige Miguel Hidalgo”

(Álvaro Guibert, La Razón Digital)

 

"CINCO SIGLOS ofreció un recital pleno de sabor que evidencia el exhaustivo conocimiento que atesora el grupo respecto del repertorio instrumental de la Edad Media (...) lo que le permite crear una ambientación capaz de transmitir al espectador la delicadeza con que estas sesiones de música eran improvisadas en las cortes de Sevilla o Toledo, por las que pasaban juglares de muy diversa procedencia"

(CÓRDOBA, Redacción, 14.03.2005)

 

“Pero ¿qué sucede cuándo se va más allá de los mortales ojos? La respuesta la tuvimos anoche en la quinta entrega del II Festival de Música Antigua de Málaga. Una velada concertada por el grupo Cinco Siglos y que se hizo valedor de un alto grado de maestría, cualidades y virtudes musicales que avalan su dedicación. Los docentes, intérpretes y músicos enamorados de su arte que conforman las filas de esta agrupación nos situaron en la llamada España medieval de las tres culturas donde lo andalusí conformó la primera parte. Fue en la Monodia sobre nueve sones de Alfonso X el Sabio donde conocimos las voces de cada uno de los instrumentos. La matización, delicadeza de sonido y el magnífico control aéreo del flautista Antonio Torralba, y el sentimiento y expresividad en combinación de recursos creativos (pizzicati de mano izquierda y bordones arcaizantes) de Gabriel Arellano con su viola medieval, nos transportaron a ese deleite de los sentidos. Pero si además se cuenta con la inestimable valía de Antonio Sáez como fiel guía de una constante y exquisita búsqueda tímbrica de la darabukka y demás efectivos de percusión, unido a la destreza de José Ignacio Fernández, nos hace reflexionar sobre nuestro mundo interior y recordamos las palabras del filósofo y músico andalusí Ibn Báyya o Avempace: Cuando el hombre toma el laúd e interpreta las notas acompañadas con la poesía, su espíritu se siente inmerso en el mundo de la música, hasta llegar a lo más profundo de su ser y purificarlo. Y precisamente de este autor fue una de las Tres danzas andalusíes que cerró la primera parte y nos condujo a la siguiente. Una segunda de sonoridades sefardíes en el buen gusto de Triste estaba el rey David, La rosa enflorese, donde las rondas de improvisación personal, brillaron de manera efectiva. Éste le dedicó amplios aplausos, de forma multitudinaria entre las distintas obras acontecidas a lo largo de la jornada."

(Fernando Anaya, Málaga hoy, Julio de 2006)

 

 

"...más de década y media de vida, con una trayectoria extraordinaria de actuaciones tanto en España como en el extranjero, trazan el dibujo de un conjunto de primer nivel".

(Pablo J. Vayón, La música clásica en Andalucía)

 

“Empresa de notable factura a cargo [de] esta formación instrumental que ofrece un entretenido viaje por las danzas y otros aires del barroco español. Y lo califico de notable porque el producto contiene una variada música, con recreaciones musicales bien trabajadas, criterio musicológico y una interpretación rica en detalles y formulada correctamente.”

(Jordi Abelló. Revista RITMO)

 

"Especializados durante mucho tiempo en el repertorio medieval, los cordobeses de Cinco Siglos han salido hace poco a probar otras músicas, como mostraba ya su anterior trabajo y reafirma este último, en el que recrean famosos aires de danza del Barroco español. Folías, pasacalles, jácaras, jotas, seguidillas, chaconas, fandangos y hasta una tarantela pueblan este CD jaranero y chisposo, de instrumentación variada y exuberante, a la que el abundante empleo de la bandurria barroca y las castañuelas dan un toque singular."

(Pablo J. Vayón en Diario de Sevilla)

 

“He aquí la fotografía acústica de un tiempo en el que la música invitaba a compartir. Se inicia en tiempos de Luis de Góngora y acaba en los de Francisco de Goya. Gallardas, jácaras, jotas, seguidillas y fandangos son aires (…) que tañen con aire los miembros del cordobés CINCO SIGLOS. (…) Es un ejemplo más de quienes disfrutan con lo que hacen. Ha sido posible gracias a las realizaciones musicales de Gabriel Arellano y Miguel Hidalgo, los amenos comentarios de Antonio Torralba, las diversas fuentes musicales manejadas y un espíritu común”.

(Alberto González Lapuente, ABC- Cultural)

 

“Lo conocía por sus discos y además de que sonaban estupendamente, me parecían gente seria y humilde, de esos que trabajan de verdad para la música y que disfrutan haciéndola y presentándola al público. Cuando yo los oí, su repertorio era básicamente medieval (siempre en formato instrumental), aunque ahora se han metido en cosas barrocas, como muestran en este disco, en el que se mueven entre Góngora y Goya, como bien comenta (…) Antonio Torralba en unas notas muy documentadas, ilustradas a color y magníficamente escritas”

(Pablo J. Vayón, blog El martillo sin dueño)

 

“Cinco Siglos ha alumbrado una preciosa grabación de delicias barrocas entre la música y la literatura, entre Góngora y Goya, entre la tarantela y la seguidilla, que destila disfrute puro, además de constituir un necesario rescate de nuestro acervo musical menos conocido (a veces conocido pero mal tratado) y más sabroso. Antonio Torralba y su grupo empiezan a malacostumbrarnos a grabar discos con mimo, exquisitamente documentados –las notas de Antonio son de quitarse el sombrero– y con repertorios “muy nuestros” en el sentido menos palurdo de la expresión, extraordinariamente amenos y fresquísimos. Porque hay vida musical en España más allá e incluso más acá de Falla, aunque muchos no lo sepan.”

(Ana de la Robla, blog Hablemos de Victorias)

 

“… la música barroca española sonó con una gran pureza por las escaleras de Torre Cega, relajadamente, en conjunción con un ambiente nocturno agradabilísimo. Todo se puso de acuerdo para hacer que la hora larga de audición se pasara volando con la sensación de que, en música, a menudo la sencillez puede resultar una buena compañía. La guitarra y el violín barrocos, las flautas y la percusión se conjugaron a la perfección y  todos salimos satisfechos de la clausura de las Serenates d’estiu.”

(Cap Vermell, revista de Cala Ratjada, Redacción, 01/08/2009)

 

 

 

" En conclusión, interés histórico y placer musical es lo que ofrece este disco”.

(SCHERZO, crítica de José Luis Fernández. Septiembre, 2009)